Asociación Malawi-Salud
Asociación Malawi-Salud

Carmen, 2013

 

“….Así que, aun sabiendo que nuestra aportación es un granito de arena en una gran playa, viajamos a Malawi tratando de dar lo mejor de nosotros en nuestra atención a los niños que atendemos, y a dejar, como en tantas otras cosas en la vida, el lugar por donde pasamos un poquito mejor de lo que lo hemos encontrado, aunque el avance sea mínimo.

 

Enseñamos con nuestra actitud y nuestro ejemplo, con nuestros conocimientos y nuestras técnicas, y también transmitiendo una actitud empática hacia los niños enfermos.

 

Trabajamos a sabiendas de que es fácil luchar contracorriente solo dos meses y que seguramente no es razonable exigir de los profesionales de allí la dedicación que quizá nosotros no tendríamos confrontados durante mucho tiempo con esa situación. Nos resulta muy duro aceptar una concepción distinta de la enfermedad, el dolor y la muerte, que allí se afronta con aparente resignación por algunos pacientes y a veces con pasividad por parte de los profesionales (aunque quizá y sobre todo con los niños que mueren en el hospital, pensar que allí se tiene otra actitud ante la muerte sea un intento por nuestra parte de soportar lo que ocurre cotidiana e injustamente, hemos visto muchos gestos de ternura de los padres y mucho dolor en las pérdidas).

 

Aprendemos por tanto como se trabaja con muy pocos medios, aprendemos que hay otras maneras de disfrutar, de vivir y de sufrir la vida, y de morir, y el que ha ido a Malawi ya nunca pierde de vista lo que hay detrás de las frías cifras de mortalidad y de esperanza de vida que  los medios de comunicación ofrecen de vez en cuando respecto a países “en vías de desarrollo”.

 

Finalmente, somos testigos en Malawi de ejemplos de calidad humana que nos hace recuperar la esperanza en lo que somos….”

www.000webhost.com